Mis viajes por Europa, Carmen de Burgos.

"Quisiera ir en todos esos barcos que se apartan de la orilla con una ruta que yo desconozco [...] caminar por los caminos desconocidos." 
" Un viaje es como una gran biblioteca puesta en fila, con los libros abiertos en lo más interesante, que vamos leyendo al pasar." 
Carmen de Burgos.  

Mis viajes por Europa es la crónica del viaje que, a comienzos del verano de 1914, emprende Carmen de Burgos acompañada de su hija. A sus espaldas, una larga experiencia en viajes, en los que se inicia una vez ha "alcanzado un puesto sólido dentro del periodismo". La crónica que nos ocupa comienza dando cuenta de un recorrido en tren por una blanca Suiza para enlazar luego con Ginebra, Lausanne, Basilea, Constanza y la ciudad de Schaffhausen.
"Una sábana de nieve cubre entera Suiza. Pasan horas, recorremos centenares de kilómetros y el paisaje es siempre igual. ¡Nieve por todas partes! Un albor interminable. Los árboles están cubiertos de nieve, las casas parecen enterradas, las montañas envueltas en su caperuza blanca de la cima a la falda. Se siente el vértigo de la nieve, la obsesión de la blancura; se comprende cómo en esas estepas rusas la razón se escapa y los ojos se ciegan."

El viaje prosiguió por Dinamarca desde donde nos relata que "La mujer tiene un ancho campo, abierto en todos los empleos y carreras, es electora y elegible y goza de un gran respeto y una gran libertad. Desde hace largo tiempo está establecido el divorcio, pero casi nadie recurre a él. No se hace necesario dentro de la vida de libertad y tolerancia, incomprensible para nuestro sentimiento español, que tienen ambos sexos en cuestiones pasionales."; Suecia -de Copenhage a Malmö-; Noruega -" (...) hay un respeto tal de los hombres hacia las mujeres que jamás se saben ni se cuentan sus debilidades; y, lo que es más extraño, hay una solidaridad en las mujeres que unas a otras se disculpan, se tapan, se salvan, se ayudan.";"La mujer tiene una gran libertad; como la sueca, pasea y viaja a solas con su novio, sin que por eso padezca en el concepto público. Las leyes las protegen y ejercen todas las carreras: la Medicina, el Profesorado, la Abogacía. Tienen acceso a la universidad y su 'Unión Feminista', fundada en 1884, les ha dado más fuerza: gozan de la libre disposición del producto de su trabajo; tienen voto en los municipios y pueden ejercer cargos públicos."-;  y lo que podemos denominar la segunda parte: Alemania, Inglaterra y su amada Portugal.

Las crónicas -enviadas, de forma periódica, y publicadas en el periódico 'El Heraldo', de Madrid- contienen, a la vez que el testimonio de los momentos vividos, de las maravillas que va presenciando, reflexiones y ensoñaciones de la autora, quien imprime a su lente un enfoque romántico, en ocasiones y, en otras, casi clarividente; no exento, por cierto, de ciertos prejuicios de género propios de la época ante los que se observa -en algunos pasajes de esta obra, al menos- un cierto oscilar entre la hija de su tiempo que es y la superación de tal condición, aunque con una inclinación muy pronunciada hacia esta última.

Un momento de la tertulia. 

" (...) con ese ansia de abarcarlo todo, de guardarlo todo, de perpetuarlo todo, que constituye nuestra esclavitud."

En esta lectura se vislumbra a una Carmen de Burgos viajera que da muestras de gran curiosidad. Particularmente interesada en las mujeres de la historia -de las que, a propósito del lugar en el que Carmen arriba, nos da cuenta-.  Museos, monumentos, calles, paisajes, gentes...todo es observado con un gran interés por la historia que circunda a personajes y lugares, lo que hace que sus crónicas estén impregnadas de esa riqueza que proporciona su ansia de conocer junto a una mirada siempre reflexiva.

"Sintra deja en el alma de los que una vez la visitan una impresión inolvidable, cuya saudade debe acompañarlos siempre, porque Sintra es de esos lugares idealmente fantásticos con los que hemos soñado alguna vez ante un paisaje de Van der Neer o ante una descripción virgiliana."

Fuente de la foto: Palacio da Pena.

Del Castillo Da Pena, que corona los jardines del Sintra escribe: "Su nombre parece profético cuando, recorriendo sus salones, vemos las estancias de los fugitivos reyes don Manuel y doña Amelia (...). Están allí las camas deshechas, la mesa de lectura con el periódico abierto, todo mudo y abandonado en la huida. Solo el castillo parece inmutable en su grandeza sobre su solio de rocas. Da la impresión de una ciudadela compuesta de numerosos edificios agrupados, de distintos estilos, en un conjunto armónico y pintoresco."

La intención de Carmen de Burgos era acabar su recorrido en Rusia, pero el estallido de la guerra se lo impide. En ese preciso momento,  el viaje se tiñe de angustia, presencian situaciones de injusticia para otras personas. Ellas mismas se ven inmersas en situaciones de peligro que pudieron generarles más de un serio problema.

"El mozo mira con recelo mi emoción ante el sufrimiento de los rusos. Noto que me creen rusa y me hago sospechosa, y empiezo a percatarme del lujo de precauciones que toma Alemania con los extranjeros y me entro del atropello de Bélgica y de la guerra con Francia."

De la belleza arquitectónica a la paisajística, de la historia de personajes singulares de la historia hasta las cotidianidades de las gentes de las ciudades que visita, nada es indiferente para ese observar inquieto y atento de Carmen de Burgos.

Durante la tertulia. 


Sus viajes no sólo están motivados por el placer de conocer, sus viajes tienen  fundamentalmente un motivo de carácter vital. En ellos constata las restricciones que viven las mujeres en España, en ellos se nutre de las costumbres, de formas de ser y de estar. Sus viajes le insuflan a Carmen amplitud a la mirada, también inspiración para su producción literaria.
"Hay, indudablemente, una vida eterna para los que supieron apartar sus corazones de la vulgaridad y conquistar un puesto en el cielo de los amantes fieles."

A su regreso a España tuvo una gran acogida y "fue invitada a dar una conferencia sobre la experiencia vivida durante el viaje."

Sobre esta lectura, en nuestro árbol de las palabras ,crecieron frutos como: libertad, mente abierta, coraje, progreso, aventura y curiosidad.



Finalizamos la tertulia con un picoteo. Nos despedíamos así hasta septiembre. Por una vez el Círculo de Lectura se tomaba un descanso en agosto.

Momento de picoteo y compartir. 


Isabel Rojas.

  • La autora. 


 Carmen de Burgos [Fuente de la foto]
Carmen de Burgos (Almería, 1867 - Madrid, 1932), escritora, traductora y periodista española, apodada "La Colombine".

"(...) ejerció su labor en el primer tercio del siglo XX, realizó una gran labor pionera dentro del periodismo español, dedicó una parte importante de su obra a la defensa de los derechos de las mujeres y participó en todas las corrientes literarias del primer tercio del siglo XX, desde la Generación del 98 a las Vanguardias. 

Fue una de aquellas mujeres transgresoras y precursoras con sus ideas progresistas en la España de entresiglos. Estudiar la trayectoria vital de Carmen de Burgos es conocer la multiplicidad de experiencias de las mujeres de su época, sus contradicciones y avances en esa lucha constante por cambiar la sociedad en la que vivían. 

Su gran presencia en la vida pública de la época contrasta con el ostracismo al que se vio sometida tras la Guerra Civil. Y como ella, muchas más." 

Bernardino M. Hernando, archivero-bibliotecario de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) menciona, rescatando del olvido al que -afirma- han sido sometidas,  a "Jesusa Granda, otra almeriense, la primera mujer que ingresó en la Asociación de la Prensa de Madrid, con el número 67, a la también olvidada Atocha Osorio y Gallardo, la segunda periodista registrada en la APM, y a Consuelo Álvarez Pool, amiga de Carmen de Burgos, asociadas ambas con los números 1.029 y 1.030, respectivamente."

Carmen de Burgos e integrantes de la Liga Internacional de Mujeres,
en un acto contra la pena de muerte en el Ateneo de Madrid (1931) [Fuente de la foto]

En 1920, como presidenta de la Cruzada de Mujeres Españolas. Carmen de Burgos presentó un manifiesto que condensaba las reivindicaciones feministas de igualdad legal y protección para la mujer entre cuyos puntos incluía "la investigación de la paternidad."

En el 2012  se celebró la primera edición del Premio de Periodismo 'Colombine', "certamen que recoge las labores periodísticas que mejor reflejen el papel de la mujer en la sociedad.", "organizado por la AP-APAL, con el patrocinio de Unicaja y la colaboración de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM); las federaciones, Andaluza de Asociaciones de Periodistas (FAAP) y de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y de la Fundación 'Carmen de Burgos'."

En este magnífico vídeo (ya saben, cliqueen en la palabra) pueden acceder a información ampliada sobre Carmen de Burgos.

Agradecimientos: a María Elena Soto por el enlace del vídeo y el reportaje fotográfico; los arreglos de las fotografías han corrido a cargo de quien les escribe.

[Fuentes consultadas: Carmen de Burgos, pionera del periodismo español; Premio Colombine; escritoras.com].




5 comentarios:

Pedro Glez dijo...

Qué bonito el Palacio Da Pena, gracias por el enlace, la verdad es que no lo conocía. La reseña, como siempre, me parece muy buena. Saludos.

Clara dijo...

Vaya, Carmen de Burgos, ¡¡no la conocía!! Madre mía, cuántas mujeres valiosas desconocemos. ¡Buscaré el libro! Me apetece esta lectura.

Círculo de Lectura Irène Némirovsky. dijo...

Muchas gracias por los comentarios, es una forma de saber que nos leen, que estáis ahí, y es muy muy reconfortante.
Pedro, Carmen de Burgos, con esa mirada observadora, escrutadora, nos describe y descubre lugares tan bonitos como ese. Clara, sí, muchísimas, ese es el sentido de nuestras lecturas: ampliar y ampliar el conocimiento sobre ellas. Me alegra que, en la distancia, en medio de nuestra búsqueda, contribuyamos a la tuya.
Gracias de nuevo.

Santiago dijo...

la cronica Mis viajes por europa me la recomendaron hace un tiempo y nunca la lei todavía. Ahora que saque pasajes en avion para irme a Bariloche puedo aprovechar y llevar esta lectura.. espero que sea entretenida, voy a intentar conseguirla antes de mi vuelo

Círculo de Lectura Irène Némirovsky. dijo...

Estupendo, Santiago. Ya nos contarás tus impresiones. Un saludo! Gracias a tod@s por nutrir este espacio.

Calidoscopio literario. Calidoscopio de emociones.

Escuchar. Aprender a ver. Encontrar una voz. Escribir. "Aprender graba en nosotros los recuerdos. En la niñez, el aprendizaje ...