El amor imperfecto, Sara Rattaro.

"Depende siempre de las expectativas, porque aquello que deseamos nos mantiene a la espera, pero sin embargo, aquello que jamás imaginamos, nos cambia la vida." (p. 226)

Alberto y Sandra forman un matrimonio cuyo lazo de unión son sus dos hijos, Allice y Matteo, especialmente este último, nacido con hipoacusia bilateral grave. Sandra se convierte en el pilar de la familia, es el núcleo donde confluye todo.

Tras el diagnóstico de Matteo, hicieron un pacto silencioso: siempre se mantendrían unidos. Pero 'siempre' es un término efímero que nos empeñamos en rescatar para darnos cuenta luego, una y otra vez, de su condición de mero espejismo. 
"Sea cual sea la elección que la vida te obligue a hacer, no tomes ninguna decisión sin haber puesto antes un poco de orden dentro y fuera de ti. Te ayudará a ver las cosas tal como son realmente." (p. 229)
En El amor imperfecto confluyen varios aspectos, a saber: cómo se afronta el nacimiento de un hijo con sordera, la sobreprotección y el miedo, cómo afecta a la pareja; el rol que juega o puede jugar cada miembro de una familia en una situación en la que la unión se hace una baza para afrontar las dificultades; la forma no lineal de la vida -ésta se muestra como lo que es: una sinuosa carretera con pasajes inesperados, con tramos de terreno llano pero también con subidas casi inalcanzables y bajadas en las que hay que ir más despacio y con cuidado-. Y, en este punto,  remarco la importancia de educar a los niños y a las niñas en el cambio como elemento consustancial a la vida. Alice y Matteo, protagonistas más jóvenes de esta novela, maduran en medio de este aprendizaje.

Otro aspecto que aborda la obra es el concepto de fidelidad. De forma soslayada, a través de los acontecimientos, quien lee puede verse inmerso/a en una consideración sobre la fidelidad.
 "Hacer las cosas mal de un modo justo." (p. 22)
El amor tiene sus entresijos y nunca sabemos por cuál habremos de transitar o en dónde abandonaremos el camino. Lo que sí es seguro es que el amor nunca es para siempre sino, más exactamente, mientras dure. Y, puede ocurrir que se haya bajado el telón, finalizada la función, mientras seguimos ocupando el mismo asiento. Puede ocurrir que no nos demos cuenta hasta que alguien, de pronto, ilumine la ausencia. Y puede que la música de fondo, en ese momento, fuera ésta que ahora escucho. En cualquier caso, existe una cuestión sobre la que conviene reflexionar, a saber: cuando una relación parece haber llegado a un punto sin retorno, y conoces a otra persona, ¿estás llenando un vacío o estás descubriendo una nueva relación? 
"Existen dos clases de cambios. Los verdaderos suceden en total silencio y nadie, aunque sea cercano, es capaz de notarlo. Y los fingidos. son como el azúcar en polvo sobre una tarta, la hacen preciosa, pero basta un soplido para transformarlo todo en una blanca nube inconsistente." (p. 219) 
"Y fue como prepararse para el despegue y sentirse invadido por el miedo a volar." (p. 65)
Alberto siempre guardó en su corazón el vivo recuerdo de un amor adolescente: Camilla, aspirante a bailarina primero -aspiración que se hace realidad posteriormente- y profesora de baile luego, una mujer segura de sí misma que sabe lo que quiere y no tiene reparo en perseguir sus sueños. Ese recuerdo revive cuando Camilla regresa para poner en desorden -o en orden, según se mire- la vida de Alberto.

Sin embargo, Camilla es un ser libre y vuela, alejándose en varias ocasiones, del requerimiento del propio Alberto de dejar sus sueños por su amor, un amor inseguro, posesivo. Un amor que a ratos también la alimenta pero que no permite la limite, porque ella ama su profesión, ama su libertad. En este sentido, puede representar un tipo de amor sano, libre, y no ese encadenamiento afectivo que nos venden a diario.
"El amor es una respiración que te ahoga, un nombre que no consigues dejar de repetir, la lluvia bajo el sol, un silencio que no puedes acallar, una carrera por la victoria, algo que nunca reconocerás, una página arrancada o simplemente algo que te atormenta. Pero por más que nuestra pasión arda y nuestra razón esté perdida en un lugar oscuro, el amor es siempre elección. A veces equivocada." (p. 205)
 También Sandra se verá envuelta en la espiral de un amor inesperado.
"Pensé en lo que Sandra me había dicho, que jamás habría ocurrido si no hubiera tenido un terrible deseo de ser amada." (p. 201)
Personalmente, los personajes principales, Alberto y Sandra, me han resultado algo estereotipados. Luego, he sabido que está basado en un hecho real, novelado por la autora. Los personajes reales son, me he dicho luego, en sí mismos estereotipados, puesto que se nos educa para cumplir el estereotipo asignado en función de nuestro sexo. Él tiene asumida su condición de 'salvador' ("Ahora estoy yo aquí y siempre te protegeré.", pág. 90); ella, como comentaba al inicio de la reseña, asume su necesaria condición de pilar familiar. Estereotipado me ha resultado también el siguiente fragmento:
"El cerebro de los hombres es distinto del de las mujeres. El primero tiene dimensiones mayores pero el segundo es más denso. El primero está predispuesto a defenderse de los ataques, el segundo está estructurado para comunicar. Lo que los científicos no logran entender es por qué, si nosotros parecemos personas corrientes, ellas se convierten en criaturas encantadoras." ( p. 79-80)
Por otra parte, la lectura lleva, necesariamente, a reflexionar sobre varios interrogantes, a saber: el matrimonio, o lo que es más acertado: la pareja, ¿consiste en que alguien sea el salvador o la salvadora? ¿o todos contribuyen, aprenden, crecen a su ritmo? ¿El amor es dejar de lado tus sueños? ¿O es, más bien, un impulso, una motivación? ¿Nos hace dependientes el amor? Y, sobre todo y muy especialmente, ¿qué es el amor y cómo lo vivimos? ¿llenamos vacíos, descubrimos nuevas relaciones?
"Por más que estemos habituados a ser testigos de las cosas peores y  nuestras expectativas se vean a menudo defraudadas, siempre confiamos en que suceda algo extraordinario que nos permita seguir teniendo esperanzas." (p. 217)
Finalmente, la sordera de Matteo es una baza, pues en ese mundo de silencio halla la concentración en las partidas de ajedrez, resultando <<clasificado para la semifinal en un torneo de ajedrez patrocinado por la Federación Nacional.>> con resultado de ganador. En este sentido, es también un 'alegato' a las posibilidades de cada persona, cuente con la discapacidad con la que cuente. Ya lo vemos cada día: miles y miles de personas con discapacidades no diagnosticadas -denominadas personas sin discapacidad- y que sobreviven día a día e incluso emprenden proyectos.

Una vez concluida esta lectura, puedo añadir que de las páginas de El amor imperfecto se desprende, haciendo honor al título del libro, una máxima muy certera, a saber: el amor no es una ecuación perfecta. Nada en la vida lo es, realmente. 


Isabel Rojas.

  • La autora.

"Sara Rattaro, bióloga, periodista y escritora italiana, nació en Génova en 1975. Licenciada en Biología y Ciencias de la Información, estudió Máster de Comunicación de la Ciencia, en Turín, antes de empezar a trabajar como asesora farmacéutica."


"Es conocida por sus novelas cargadas de sentimientos, de gran éxito de crítica y público. Sus historias se inspiran en sucesos de personas que conoce." [Fuente].

Pueden consultar más información sobre la autora en su página Web (en italiano).

3 comentarios:

Izaskun dijo...

Muchas gracias, Isa.

Besitos,

Círculo de Lectura Némirovsky. dijo...

Gracias también a ti.

Besitos.

Marta dijo...

Me parece que la reseña está muy bien, has extraído bastante jugo del libro, un análisis completo. Gracias, me lo estaba leyendo y la reseña me ha encantado.

Un saludo.

Calidoscopio literario. Calidoscopio de emociones.

Escuchar. Aprender a ver. Encontrar una voz. Escribir. "Aprender graba en nosotros los recuerdos. En la niñez, el aprendizaje ...